Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Blog de Ramón Linarez

DESPUES DEL 07 DE OCTUBRE

30 Julio 2015 , Escrito por Ramón Linarez

Lo que venía señalando desde el 2011 se confirmo en las elecciones presidenciales del 07 de octubre, la victoria de Hugo Chávez, con una brecha menor a la esperada, un modesto 12%, muy por debajo de la mayoría de las encuestadoras que lo daban como ganador y lo más preocupante el ritmo de crecimiento de la oposición en cantidad de votos desde el 2004. Este hecho y el resultado mismo implican muchísimas lecturas y reflexiones de un lado y del otro, esto es apenas un punto de vista. La oposición debe pensar y sentir como pueblo, comprender que los venezolanos y venezolanas hoy tenemos otra forma de pensar, sentir y actuar muy distinta a la de 14 años atrás, mientras eso no suceda no terminaran de calar en la población. Asimismo, por el carácter de su dirigencia al formar parte de los estratos socioeconómicos con mayores ingresos o pertenecientes a la burguesía u oligarquía según otra calificación político-ideológica difícilmente pueden pensar y sentir como pueblo, su esfuerzo debe ser mayor en ese sentido si sus intenciones para con el bienestar del pueblo son sinceras. Por su parte, Chávez y su dirigencia parecen tenerlo más fácil, pero existe un alto nivel de ceguera en él y su dirigencia muy a pesar de los resultados. Esto lo confirman las decisiones detrás del 07 de octubre: los candidatos a las gobernaciones elegidos a dedo y con nombres que no gozan de la mayor confianza y credibilidad en sus respectivos estados, no son vistos con buenos ojos por el pueblo donde a partir de ahora pasan a ser candidatos; su tren ejecutivo no varía a no ser por aquellos ministros y ministras que pasan a otro frente como candidatos a las gobernaciones y en sus análisis sigue dirigiéndose a las masas sin determinarles las lecturas correctas sobre las causas de los resultados. Si bien, es cierto el rol que desempeñan los medios de comunicación privados en la población, en su mayoría abiertamente declarados antigobierno, en muchos casos amarillistas y mentirosos, las personas que formamos parte de los estratos socioeconómicos con menores ingresos, las clases populares no necesitamos que los medios de comunicación nos recuerden los problemas que a diario vivimos, padecemos y sufrimos en nuestros barrios y comunidades; las notables deficiencias en los servicios públicos en general, vivir en la zozobra que genera la delincuencia, viviendo bajo un constante toque de queda en los barrios de las principales ciudades del país impuestos por bandas, encerrados cual prisionero en nuestros hogares para evitar ser víctimas de una bala perdida y como si fuera poco, ver como ciertos dirigentes que proceden de nuestra misma clase, de nuestro mismo estrato socioeconómico se aburguesan, de modo tal, que de la noche a la mañana poseen lujosos autos, casa y apartamentos, cambian sus patrones de vestir, comer y actuar, mientras los que día a día trabajamos por la patria, con el sudor de nuestra frente, con la fuerza de nuestros cuerpos, incluso más de 7 horas diarias sin percibir remuneración por ello, sin pago de horas extras, apenas nos alcanza el salario para adquirir alimentos y suplir a duras penas nuestras necesidades básicas y elementales, algo verdaderamente injusto, la corrupción es demasiado evidente y grosera para los ojos y el corazón del pueblo. La impunidad, un mal que nos azota desde hace varias décadas, por un lado debido a la ausencia de valores éticos y morales en los dirigentes del Estado y por otro lado, por la falta de supervisión y control de la gestión pública, lo que la hace ineficaz e ineficiente, olvidando que el control es el factor determinante para que todo proceso y política se concrete, se materialice de forma efectiva. Este hecho concreto aleja, hace obviar, banalizar y restarle importancia al tema internacional a la población venezolana, con sus innumerables consecuencias negativas, existen diversos factores de poder en juego dentro y fuera de nuestro continente; el imperio más violento e invasor que se conozca en la historia de la humanidad se encuentra en esta parte del mundo y no soporta el hecho de que Latinoamérica comience a independizarse teniendo como vanguardia a nuestra nación. Es momento de darle un giro al actual sistema de gobierno en sus métodos y estrategias, si queremos alcanzar seriamente una Revolución Socialista irreversible en nuestro país. Más allá, de que el PSUV se haya ratificado como el principal partido político del país, aplastando a cualquier otro partido u organización política, requiere de las fuerzas minoritarias leales a la revolución para vencer y no toda la población está de acuerdo con el actuar de su dirigencia. El resultado del 7/Oct. requiere análisis y reflexiones más serias, se denota mucha ligereza de parte del gobierno, parece subestimar los mismos, no se pretenda confundir este planteamiento asumiendo que se le está dando mayor significación del que se merece, sino que se le debe otorgar la justa relevancia que merece tal resultado poco esperado, incluso para la oposición. Hace falta más que un simple discurso para las masas, llenándolos de falsas expectativas y análisis escuetos, chucutos, abstractos, es momento de dirigirse al pueblo con mayor profundidad y sinceridad, solo así se profundizará la revolución, porque aun es mucho el camino por recorrer y conquistar para alcanzar el socialismo y hacer del tema social, de la revolución social un hecho irreversible, hasta para la necesaria oposición de todo proceso político.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post