Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

CORONAVIRUS, MIGRACIÓN Y POPULISMO ELECTORAL

27 Abril 2020 , Escrito por Ramón Linarez

A raíz de la pandemia del coronavirus covid-19, Latinoamérica comienza a sentir los estragos de dicha crisis sanitaria tanto a nivel de salud como económico. Los países del cono suramericano a consecuencia de las medidas de confinamiento obligatorio y paralización de casi todo el aparato productivo, comercial y económico de sus naciones, aunado a que los recursos financieros y monetarios de estos son escasos y están siendo destinados en atender la crisis mediante la compra de insumos y equipos médicos, así como para atender socialmente a parte de su población.

 

Esta situación, ha hecho que la migración venezolana tenga que retornar de forma masiva al país, no tanto por la xenofobia y la discriminación a la que han sido objeto propia de las culturas del resto de los países de la región suramericana que indudablemente han afectado a las y los venezolanos que han ido a probar suerte laboral en esos destinos, sino más bien que ante la paralización de casi toda la economía y el confinamiento por la cuarentena no tienen oportunidades de laborar, y por tanto, no hay forma de tener sustento para los gastos en alimentos y pago de servicios en general, a pesar de las medidas tomadas por cada gobierno de la región han sido desalojados de sus lugares de residencia y despedidos de sus trabajos.

 

En ese sentido, ante la gravedad de la pandemia y el colapso de los servicios sanitarios en algunos países de la región han decidido las y los migrantes venezolanos retornar a su país, ya sea a través de ayuda gubernamental por medio del plan “vuelta a la patria” y otros haciendo recorridos super maratónicos y caminatas de cientos de kilómetros para llegar a la frontera venezolana, muchos de estos, quizás la mayoría, de forma empírica me atrevería a decir que al menos 7 de cada 10 venezolano o venezolana que migro se fue hablando en perjuicio del gobierno y de su país, alabando otros países, creyendo en historias de prosperidad y abundancia económica y aunque algunos han contado con suerte, la realidad ha sido otra.

 

Una vez en Venezuela, son recibidos con bombos y platillos, con cámaras y micrófonos como si se tratase de héroes, son recibidos con beneficios y cuidados superiores que los que se le dan o se le hayan dado a cualquier otra u otro venezolano que haya permanecido en el país, que haya decidido quedarse para luchar por su país, por su patria, laborando diariamente en diversos sectores recibiendo sueldos y bonos miserables que a duras penas alcanzan para cubrir los gastos en alimentos necesarios para la vida, el populismo electoral nunca ha sido más evidente.

 

Ciertamente, estos migrantes venezolanos y venezolanas a su retorno deben ser confinados en cuarentena obligatoria durante al menos 14 días y suministrárseles espacios y alimentos para cumplir dicho fin, así como atención médica con respecto a las pruebas o test para detectar si traen consigo el virus covid-19, no es ese hecho al que me refiero en este artículo, esa política es correcta para proteger al resto de la población venezolana y a ellos mismos.

 

El retorno de connacionales, quien en su mayoría como lo mencione anteriormente se fueron descargando pestes, rayos y centellas incluso contra su propia nación, ahora son beneficiados y beneficiadas por encima de los que tenemos 6 años de lucha diaria, 6 años de absoluta sobrevivencia por diversas razones, ya que el problema es multicomplejo (corrupción administrativa gubernamental, ineficacia e ineficiencia  en la gestión pública, malas decisiones en materia económica, sanciones impuestas y presiones extranjeras, políticos intentando derrocar al gobierno de forma violenta, la sociedad en general contribuyendo con prácticas poco éticas al problema, especulación y acaparamiento de parte del sector empresarial y comercial, entre otros, en fin multicomplejo).

 

Es así, como las y los venezolanos que retornan en general, es decir, no solo los que están retornando por la crisis sanitaria, sino también los que han regresado en otros momentos con el plan vuelta a la patria, son y han sido beneficiados con viviendas, con bolsas de comida gratuitas, sus hijos con juguetes, entre otros beneficios, algo que es fabuloso desde el punto de vista social, pero que deja con sentimientos encontrados a las y los venezolanos que no tienen acceso a esos beneficios en las mismas condiciones que se les están dando a estos compatriotas.

 

¿Por qué el gobierno no regala juguetes a todos los niños y niñas del país para que puedan tener una alegría durante esta cuarentena, sabiendo que son ellos los más afectados por estas circunstancias desde el punto de vista psicológico-emocional? ¿Por qué el gobierno no regala bolsas de alimentos para las familias venezolanas de los sectores más vulnerables y de menores ingresos económicos que no pueden acceder a los mismos por falta de recursos adquiriendo bienes sustitutivos o inferiores y que hoy por hoy representan un alto porcentaje de la sociedad?

¿Por qué se privilegia a un venezolano o venezolana que retorna del exterior con vivienda por encima de los que tenemos 6 años o más padeciendo por una? Populismo electoral.

 

Una vez, que estas circunstancias atenúen y comiencen a flexibilizarse las medidas contra la pandemia bajo la nueva normalidad y realidad de cada país, muchos de estos venezolanos y venezolanas volverán a retornar a diversos países de la región a buscar suerte o a retornar a sus actividades como comerciantes informales, ya que la situación económica del país es prácticamente insoportable y bajo estas duras circunstancias algunos prefieren padecer un poco menos en el extranjero, sacrificar la familia por un poco de paz y respiro económico.

 

Estos venezolanos y venezolanas, al ver la realidad del país en la actualidad, que no ha mejorado, sino que por el contrario ha empeorado, a pesar de los beneficios recibidos en su mayoría no votarán por el gobierno y los que están observando estas injusticias, a pesar de apoyar al gobierno, siguen decepcionados de este tipo de medidas y en algún momento pasaran factura electoral, social y política. El gobierno calcula mal sus cuentas a largo plazo y la oposición sin acción aún más, el tiempo dirá lo demás.

 

Finalmente, ningún padre de familia viendo que todas y todos sus hijos tienen necesidad y teniendo los recursos para ayudarlos por igual a todos y todas, beneficia primero a los que decidieron irse de casa a probar suerte y vivir sus experiencias ante que los que se quedaron en casa padeciendo con él, si es justo este padre y no quiere privilegiar a nadie, aunque debería hacerlo primero con los que viven con él, al menos debería atenderlos a todos y todas por igual, mismos beneficios para ambos, los que se quedaron y los que se fueron, no al revés como ha sucedido en otras ocasiones y está sucediendo actualmente ante la pandemia por el coronavirus covid-19 con el retorno de la migración venezolana por populismo electoral.

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post