Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

PANDEMIA POR LA COVID-19 AGRAVA CRISIS SOCIAL, POLÍTICA Y ECONÓMICA DEL PAÍS

16 Abril 2020 , Escrito por Ramón Linarez

Venezuela al igual que el planeta entero enfrentan actualmente la pandemia más pavorosa, feroz y letal de los últimos cien años en medio de una profunda crisis social, política y económica, la cual se ha agravado en tan solo un mes de implementación de la cuarentena ante la llegada del coronavirus covid-19 a nuestro país.

 

Ante la falta de acuerdos políticos entre las partes para apoyar al pueblo en su necesidad, se juega al fracaso del gobierno en medio de una pandemia que pone en segundo plano el tema político en todo el planeta y que, sin embargo, es abordado por intereses extranjeros y politiqueros de nuestro país.

 

La crisis ética-moral de los políticos venezolanos, ha agravado la crisis social y económica del país. Por un lado, el país no cuenta con los recursos monetarios necesarios para afrontar la crisis causando el menor el impacto a la población. El pueblo esta en cuarentena padeciendo los impactos de la crisis económica que atraviesa el país durante los últimos 6 años, cuyas causas principales son la corrupción administrativa, la ineficiencia en la gestión pública, el burocratismo, entre otros males del estado y las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de los EEUU promovidas por la oposición venezolana.

 

En medio de una desaceleración de la economía global, a consecuencia de que más del 60% de la población mundial esta confinada en cuarentena a causa del coronavirus covid-19 sobre todo en las grandes metrópolis del mundo y países con las economías más fuertes e industrializadas del planeta, de las cuales pende el comercio mundial y dependen en un gran porcentaje las economías de países de menor desarrollo como el nuestro.

 

En ese sentido, el dólar negro o paralelo en nuestro país controlado por páginas web que buscan la desestabilización política y caída del gobierno nacional, sin menoscabo del daño o perjuicio que ocasionan a la economía nacional (hiperinflación, pérdida del poder adquisitivo de la población, entre otros), al pueblo de a pie y a los sectores más desfavorecidos y de menores ingresos, va en ascenso exponencial durante las últimas dos semanas, algo inexplicable dentro de la crisis económica global y explicable dentro de la dinámica de la política nacional sin olvidar que son intereses extranjeros los que contribuyen a la crisis económica nacional debido a la lucha por tratar de adueñarse y apropiarse de los innumerables recursos naturales que posee el país.

 

Por otro lado, los ciudadanos y ciudadanas afrontan una difícil situación, porque deben resguardar sus vidas de este brutal virus covid-19 y al mismo tiempo sobrevivir sin los recursos necesarios para adquirir alimentos, víveres y otros productos necesarios para cumplir estrictamente con la cuarentena. En primer lugar, los empleados y trabajadores públicos con sueldos de miseria y en segundo lugar los trabajadores informales que no pueden salir a ganarse el pan de cada día para llevar alimentos a su hogar, abandonados a la suerte de los politiqueros del gobierno que creen que lo están haciendo bien porque otorgan bonos que no alcanzan para cubrir una semana de alimentación y porque venden combos de alimentos cada dos o tres meses. Constantemente, se nos informa a través de los medios de comunicación incluyendo los oficiales que debemos alimentarnos bien para aumentar las defensas del organismo humano y con esto disminuir los riesgos de contraer o tratar el virus, acaso nuestros gobernantes ignoran que la población no posee recursos monetarios suficientes para garantizarse una buena alimentación, saludable y balanceada.

 

Y abandonados por los politiqueros de la oposición, que sencillamente no hacen nada, dedicándose solo a criticar, a generar mayor intriga, crisis política y a prestarse a los intereses injerencistas y extremistas del gobierno de los EEUU. Para este país, apropiarse de nuestros recursos en las actuales circunstancias les permitiría post pandemia salir rápidamente de su crisis económica interna, que se agravará en los próximos meses por consecuencia de la crisis sanitaria mundial y por eso las constantes y desesperadas acciones antigobierno durante este año.

 

Cuando el país requiere de grandes liderazgos, ante grandes problemas y circunstancias no tenemos más que pequeños y egoístas pseudo líderes ejerciendo el poder y otros más miserables tratando de ejercerlo por medio de prácticas totalmente reprochables e inmorales ante su incapacidad de ganar unas elecciones presidenciales por sus incontables desaciertos y errores políticos.

 

En consecuencia, es finalmente el pueblo el que más sufre, es siempre el pueblo el perjudicado, es siempre el pueblo la carnada de los juegos de los peces gordos de la política nacional e internacional. Si los supuestos líderes de ambos bandos políticos no pueden con estas circunstancias que por conciencia se hagan a un lado, que el pueblo si puede y sabe qué hacer para resolverlas.

 

Si la situación sigue agravándose, si la pandemia continua su paso letal por el planeta y no logra controlarse en el menor tiempo posible, implicará extender muchísimo más tiempo la cuarentena mundial y nacional, esto conllevará a una depresión global de la economía que para países como el nuestro con grandes fragilidades, con deterioró y falta de inversiones por corrupción, despilfarro y descuido en sectores estratégicos de la economía (petróleo, gas, electricidad, ciencia, tecnología, industria, entre otros), podrían ocasionar una crisis económica sin precedentes en nuestro país. Esperemos con Dios, que esto no sea así, puesto que no se puede desear el mal a un país ni a un pueblo por tratarse de seres humanos.

 

Es por ello, que se requiere con urgencia un acuerdo político sincero donde las partes depongan sus intereses personales, dejando la política electoral a un lado, por sobre el bienestar del pueblo, en función de minimizar el impacto que ya trajo el coronavirus covid-19 al mundo y al país, que seguirá creciendo mientras perduré y se agrave la crisis sanitaria mundial.

 

Para ello, es perentorio y menesteroso ponerse la mano el corazón, ponerse en los zapatos del más necesitado y elevar al máximo nivel las virtudes del alma, propias del espíritu humano, propias de la naturaleza humana, es momento de que aflore la humanidad, es momento de sacar a flote la espiritualidad de la especie humana, único camino de redención de nuestros pecados y de salvación de la misma.

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post