Thursday 21 april 4 21 /04 /Abr 22:06

 

La Revolución Bolivariana nace con una fuerza de grandes magnitudes en el año 1998 electoralmente hablando – es hija de la rebelión popular del 27 de febrero de 1989 y de las rebeliones militares del 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992 - acompañada de una masa popular que históricamente fue excluida; su llegada al poder de forma inesperada se debió en gran parte a que le dio voz a los que nunca la tuvieron e hizo visible a los invisibles, a los marginados, a los oprimidos, es allí donde concentro sus fuerzas la Revolución Bolivariana liderazada por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías.

 

Tomando esta referencia antes mencionada, es menester preguntarse ¿Qué ha originado que hoy, 12 años después, sienta la población un hastío hacia la política? Cuando fue precisamente la Revolución Bolivariana la que trajo la política a la cotidianidad del venezolano, cuando fue este proceso el que hizo que millones de venezolanos por primera vez decidieran ir a las urnas electorales; vale la pena indagar las posibles causas de este debilitamiento de la Revolución Bolivariana, hoy encaminada a la construcción del Socialismo del siglo XXI, llamado también  Socialismo Bolivariano.

 

Es en el año 2011 –año preelectoral- cuando el partido de la Revolución principalmente gracias al máximo líder, irrumpe con un diagnóstico, que valga la redundancia realiza una radiografía de la situación política y social del país (Las Líneas Estratégicas de Acción Política del PSUV), donde se establecen una serie de fallas y errores que ha venido cometiendo la Revolución Bolivariana y su dirigencia. Algunos nos preguntamos ¿Por qué tan tarde? Pero nunca es tarde cuando la dicha llega, dice un dicho popular.

 

La población venezolana se consigue entonces con la realidad, que la hace chocar frontalmente y abre los ojos nuevamente; se encuentra con la desdicha de que los vicios y fallas del pasado reciente, de la mal llamada Democracia puntofijista, continúan en la institucionalidad, continúan en el escenario de la política nacional. Las múltiples y diversas críticas que se hicieron a partidos que fueron gobierno como AD y COPEI y a sus dirigentes mientras ostentaban el poder, se replican en la Venezuela Bolivariana: corrupción, burocratismo, ineficiencias de las instituciones, oportunismo, clientelismo, amiguismo, nepotismo, aburguesamiento de la dirigencia, sectarismo, entre otras.

Ahora bien, estos planteamientos realizados por el Comandante Chávez y su equipo de trabajo, analizados también por la alta dirigencia del PSUV, no analizan otros aspectos fundamentales para comprender el actual desgaste que padece la población venezolana y el alejamiento de la base social de la Revolución Bolivariana. En tal sentido, a continuación se exponen algunas ideas que creen explicar este fenómeno en profundidad para encontrar una salida a esta situación, caso contrario, la derecha volverá a gobernar en nuestro país, con las terribles consecuencias que implica ese acontecimiento.

 

La Revolución y El Poder Popular

 

Con la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) el 15 de Diciembre de 1999, producto de una Asamblea Nacional Constituyente, nace en teoría la Democracia Participativa y Protagónica. Años más tarde (2003), comienzan a nacer en la praxis organizaciones de carácter comunitarias y comienza a formarse el Poder Popular: Mesas técnicas de Agua, Comité de Tierra Urbana, Mesas Técnicas de Energía, Comités de Salud, las OCV, Cooperativas, los Medios Alternativos Comunitarios, entre otras. Dos años más tarde, de hecho surgen los Consejos Comunales, que pasan de la legitimidad a la legalidad en abril del 2006, con ellos comienza a transferirse una serie de recursos a estas organizaciones socio comunitarias; nacen las Mesas Técnicas de Telecomunicaciones, las Salas de Batalla Social, las Comunas en Construcción, entre otras. A medida que transcurría el tiempo, la organización popular pasaba a una nueva fase de organización y funcionamiento, promovida principalmente por el Estado; cada institución del Estado creaba desde mi modesto punto de vista un nuevo artificio, “orientado a fortalecer el Poder Popular”.

 

Así también, se fueron sancionando leyes desde la Asamblea Nacional y a través de Ley Habilitante donde se incluían la Participación Ciudadana y se daban funciones y atribuciones a la nueva institucionalidad Democrática que surge del seno de las Comunidades Organizadas, repito principalmente promovida por el Estado y no por la población. No obstante, hoy el Poder Popular logro detectar esta falla y comienza a independizarse, comienza a dar pasos sin tutela, siguiendo el principio filosófico Robinsoniano “inventamos o erramos”.   

 

Cabe destacar, que sin duda es un logro que hoy exista la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, de las Comunas, del Sistema Económico Comunal, del Consejo Federal de Gobierno; que se haya incluido al Poder Popular en la Ley de Planificación que rige la institucionalidad del país, en la Ley de Contrataciones Públicas, entre otras. Sin embargo, la práctica, las luchas del pueblo por sus reivindicaciones ha demostrado que esto no es suficiente, que son pañitos de agua caliente, que no transfieren poder en lo concreto al pueblo. Parafraseando al Comandante Chávez “Querer no es poder”del querer al poder hay un trecho abismal”.

Lamentablemente, gran parte de la población que apoya a la Revolución Bolivariana atraviesa lo que he denominado “el romanticismo acrítico”. La realidad concreta, es que el pueblo no tiene poder, el poder continua en manos del Poder Constituido. La manera más sencilla de explicar esto, se resume en analizar los procesos electorales de nuestro país; tanto los líderes de la Revolución Bolivariana como los de la oposición se pelean constantemente por ser concejales o concejalas, alcaldes o alcaldesas, diputados o diputadas regionales o nacionales, gobernadores o gobernadoras, por la Presidencia de la República y por los demás poderes del Estado.

¿Acaso han visto a estos líderes de ambos bandos pelearse por ser voceros o voceras de los Consejos Comunales, de las Salas de Batalla Social, de las Comunas o del Consejo Federal de Gobierno? El día en que observemos esto, ese día podremos decir con gozo y jubilo, el Pueblo tiene el Poder. No se puede seguir engañando al pueblo, diciéndole permanentemente que es  dueño del poder cuando no tiene los recursos necesarios para transformar su realidad, ni se generan las condiciones para que este sea gobierno; en parte porque se subestima las capacidades creadoras y transformadoras del pueblo, sencillamente no se cree en él y por otro lado, debido al miedo de perder el poder y con ello todos los privilegios que poseen, esta visión se observa desde el mínimo cargo institucional hasta los altos cargos de las instituciones del Estado.

 

El Paternalismo

 

Otra verdad que golpea, que duele, cual cuchillo que atraviesa la piel y penetra en el corazón, es que el Comandante Chávez se ha venido comportando con el pueblo como el padre adinerado de la familia que desea cuidar a sus hijos toda la vida tutelándolos y no como el padre, aunque adinerado, que crea las condiciones para que sus hijos puedan hacer su vida de forma independiente, prestándole una primera ayuda.

 

En realidad, el Presidente Chávez cree poco en el Pueblo como actor transformador del país. Se comporta como el padre que tutela a sus hijos y solo les da dinero, pero no los deja independizarse. Esto no quiere decir que Chávez no ame al Pueblo, no pueden confundirse las cosas.

Los “intelectuales”, dirigentes y el Presidente Chávez no pueden olvidar que quien puso su pecho, que quien arriesgo su vida para mantenerlos en el Poder fue el pueblo aquel abril del 2002. El pueblo se volcó a las calles para rescatar a su líder, para rescatar el hilo constitucional a sabiendas de lo que le esperaba, aun pudiendo repetirse otro “Caracazo”, fueron días de gran incertidumbre. Aun así, eso no le importo, ni le preocupo; esta Revolución y el Comandante Chávez deben su vida al Glorioso Pueblo de Venezuela, que no dudo un segundo para exponer y sacrificar su vida por la Revolución y su Líder.

Olvidar esto, es contrarrevolucionario ¡PROHIBIDO OLVIDAR!, este acto de amor del pueblo con su líder, merece la real y efectiva transferencia del poder al pueblo, en lo concreto, más allá de abstracciones discursivas; el paternalismo es una falla de todo gobierno, que genera una percepción de comodidad que no permite accionar, que niega la participación protagónica.

El paternalismo, hace creer a la población que el Estado todo debe dárselo y que él no desempeña un rol estelar en la solución de problemas, en la satisfacción de necesidades y en la transformación de la sociedad.

Aunque, la Constitución Bolivariana establece la Transferencia de Competencias y Servicios a las Comunidades Organizadas (Art. 184) y este precepto constitucional se ha establecido en diversas Leyes de la República, no se concreta. Cabe preguntarse, ¿Por qué? ¿Debido a que? ¿Qué impide que se haga real y efectiva la transferencia de Poder al Pueblo? Las razones son conocidas y se han ido explicando anteriormente. Por ello, se propone crear la “Ley de Transferencia de Competencias y Servicios al Poder Popular”, para que esta, a través de su articulado establezca los mecanismos para hacer efectivo este proceso establecido por la Constitución. No obstante, como no se puede ser idealista, ni romántico, esta ley no garantiza que se concrete la transferencia de poder, es un intento más para medir cuan comprometidos con el pueblo o con sus privilegios esta el Estado y sus dirigentes.

 

El Escenario Internacional Actual

 

2011, nos encuentra sumergidos en una crisis económica, alimentaria, energética, ambiental, de valores, entre otras, en todo el globo planetario. El hambre, la pobreza y la miseria se adueñan del planeta, mientras unos pocos tienen mucho. Las guerras se hacen constantes, se inventan pruebas, se manipula a la población a través de las grandes cadenas de televisión, todo para adueñarse de las riquezas de los países más débiles y seguir contribuyendo al auge del Capitalismo Globalizado y a las crisis antes mencionadas. Tres aspectos fundamentales sostienen al Capitalismo y a su principal precursor, el Imperialismo Estadounidense y las multinacionales:

1)                   El Dólar como moneda que domina el mercado mundial, que ha venido cayendo vertiginosa y estrepitosamente durante los últimos cuatro años. Sin embargo, otro monstruo se levanta y espera al asecho la inevitable caída del dólar, el yen. Por otra parte, Europa que atraviesa y sufre duramente los embates de la crisis económica mundial, también intentará mover sus fichas para imponer el Euro, en el fondo no soportan que los Estados Unidos los hayan relegados a un segundo plano, después de ser los amo del mundo hasta la segunda Guerra Mundial. Además, que el yen se imponga por encima del dólar e inevitablemente se establezca como moneda mundial los relegará a ellos a un tercer plano. Mientras América Latina y del Sur no logra ponerse de acuerdo para crear su propia moneda regional y hacer frente a estos sucesos económicos que van dándose poco a poco en el escenario económico mundial.

 

2)                   El Poderío Militar, poseen grandes armas de destrucción masiva y con ellas someten a pueblos enteros. A pesar de poseer el poderío militar más temible, la historia ha demostrado que son derrotables; la historia ha demostrado que ningún ejército por más poderoso que sea puede con un pueblo verdaderamente decidido y resuelto a ser libre: Cuba, Vietnam, Afganistán, Irak y Libia lo comprueban.

 

 

3)                   Los Medios de Comunicación, a través de ellos se manipula a las masas mundiales, haciéndoles ver y creer lo que ellos quieren y no la verdad. Así, logran sus planes para invadir pueblos, engañando y mintiendo a través de las grandes cadenas de noticias: la lucha contra el terrorismo para invadir Afganistán, las armas nucleares de destrucción masiva en Irak, los ataques contra la población civil en Libia, por citar los más recientes engaños y manipulaciones. Venezuela en abril del 2002 con los medios alternativos comunitarios pudo contrarrestar esta situación y mostrar al mundo la verdad de lo que sucedió en ese fatídico golpe de estado.

 

En otras palabras, los tres aspectos que sostienen al Capitalismo globalizado son perfectamente derrotables. La humanidad ha creado el suficiente conocimiento científico en todas las áreas del saber para crear una sociedad más justa, equitativa y sin desigualdades.

 

Sigamos el ejemplo de Gadaffi:

 

Cuando Gadaffi comienza la Revolución verde en Libia en los años 70, comienza a desmontar el aparato burocrático burgués del Estado Libio de ese entonces; a medida que van transcurriendo los años comienza a financiar los movimientos de izquierda del Medio Oriente y del Norte de África; va transfiriendo poder al pueblo, a la vez, que lo va concienciando en torno a como asumir el poder y como se debe gobernar sin las estructuras occidentales, creando su propio sistema de gobierno, este hecho histórico tardo 17 años aproximadamente. Las presiones imperiales fueron cada vez más intensas, hasta hacer pactar al gobierno de Gadaffi con los Estados Unidos en la su ilógica y mentirosa lucha contra el terrorismo, contra Al-Qaeda, organización financiada por él propio Estados Unidos.

 

Asimismo, financio grandes multinacionales en Europa, hizo grandes inversiones en diversas transnacionales, salvo empresas de la quiebra producto de la crisis del capitalismo, financio la campaña electoral de Nicolás Sarkozy en Francia y fíjense como les pagan esas potencias.

 

Francia fue el primer país en promover la invasión a Libia; Estados Unidos asumió la vanguardia como lo ha venido haciendo desde 1945 para apoderarse del petróleo Libio, lo acompañan los ingleses y otros países lacayos del imperio.  En conclusión, pactar no es garantía de nada, no es garantía de impedir una invasión, Libia es la más fiel y fidedigna prueba.

 

Esta invasión, nos da una gran lección y varias enseñanzas:

v  No se puede pactar con el imperio de ninguna forma.

v  Tarde o temprano el imperio invadirá Venezuela, los recursos que posee nuestra nación son necesarios para su desarrollo y para mantenerse en el poder durante muchísimos años más. Además, “un gobierno hostil” según ellos, como el nuestro no es conveniente para su doctrina de la Seguridad Nacional.

v  Que solo cuando se transfiere real y verdadero poder al pueblo este es reciproco y defiende al líder como a su Revolución hasta con su propia vida.

 

Proyecciones

 

Al analizar minuciosamente este proceso, surgen varias interrogantes, una de ellas ¿Qué nos espera en el futuro a corto y mediano plazo? 2012, es un año electoral, hay elecciones en todas las dimensiones y ramas del Poder: Elecciones Presidenciales, Estadales y Municipales.

 

Las últimas elecciones parlamentarias del 26 de septiembre de 2010, confirmaron el desgaste de la población; el hastío hacia la política, lo que ha hecho que el Comandante Chávez llame a las 3R`s2, que incluyen además de la revisión, rectificación y reimpulso, la repolarización, la repolitización y la reunificación, proceso que da más sustento a lo aquí expuesto; sin olvidar el alejamiento de la base social de la Revolución.

 

A pesar de todo lo expuesto, a pesar de las fallas, el Comandante Chávez tiene un alto nivel de aceptabilidad nacional, más del 50% de la población lo apoya, lo que se traduce indudablemente en su victoria en las elecciones del próximo año. Sin embargo, lo preocupante no es si gana o no, sino el margen de votos con el que lo haga, ese detalle estadístico pondrá en jaque a la Revolución. Será el comienzo de años aun más difíciles y hostiles para el proceso, la arremetida del imperio y sus lacayos apátridas no tendrá pausa, cosa que hasta cierto punto es favorable, ante la contrarrevolución permanente, buena es la Revolución permanente.

 

En este orden de ideas, el Presidente Chávez tendrá que dar un vuelco definitivo y comenzar transformaciones radicales orientadas a transferir poder al pueblo y erradicar totalmente la explotación del hombre por el hombre, transfiriendo poder también a ese sector del pueblo como lo son los trabajadores y trabajadoras.

 

Eso garantizará entonces, la permanencia de la Revolución y el auge de la misma por un tiempo más.

 

La Teoría y La Praxis

 

            Ninguna teoría garantiza la ejecución de sus postulados tal cual como están planteados en la práctica, al contrario, la práctica garantiza la creación de teorías con postulados reales y ejecutables. Aferrarse a una teoría y creer después de años de puesta en práctica que su no concreción se debe a los seres humanos que la ejecutan es ser idealista y dogmatico. Los revolucionarios luchamos contra los dogmas, pero lamentablemente nos hemos vuelto dogmaticos con el Marxismo-Leninismo.

 

            Todos los países que se han guiado por esta teoría, no han resuelto los históricos problemas de la humanidad: la explotación del hombre por el hombre, la eliminación de las clases sociales, la abolición del Estado y la entrega del poder en manos del pueblo y del proletariado. Ni la URSS, ni la Cuba Socialista, ni Vietnam, ni China, que ha derivado en una mezcla extraña, la cual denominan “Socialismo de Mercado” el Capitalismo disfrazado, Ni Corea del Norte u otro país.

 

            Los intelectuales, los dogmaticos se enfrascan en culpar a los dirigentes de no cumplir con la teoría; desgastan energía, analizando errores, causas, consecuencias y luego de aplicarse en otro país, no se resuelve nada. Este hecho repetitivo, ha hecho que el Socialismo y el Comunismo planteado por Marx y Engels y continuado por Lenin, no calen en la sociedad mundial, a pesar de los múltiples esfuerzos por tratar de cumplir a cabalidad con los postulados planteados por la misma.

 

            Entonces es necesario, construir algo nuevo, conocer nuevas experiencias, crear nuevos postulados. Gadaffi, en su libro verde plantea entre tantas cosas, que la denominada transición al Socialismo que plantea el Marxismo es un falacia, dice además que esta etapa es el momento que utiliza el Partido de la Revolución para empoderarse por encima del Pueblo y seguir explotando. Cualquier coincidencia con nuestra realidad es pura y mera casualidad.

 

            Continua Gadaffi, exponiendo que el Estado debe abolirse de un plumazo, sin tantas trabas, para transferir el poder al pueblo creando la nueva institucionalidad democrática; que nadie debe monopolizar nada, ni el Estado ni la Empresa Privada, monopolio es monopolio, independientemente de quien lo tenga. Cada quien debe producir solo lo necesario para satisfacer necesidades en su ámbito, sin pretensiones de querer crecer hacia otros mercados.

 

            Plantea la monopolización de las armas, en todos los países el ejército monopoliza las armas, las armas deben estar en manos del pueblo, afirma Gadaffi. Este planteamiento es el único que no comparto del todo, porque la guerra civil en Libia y los ataques del imperio, ya hubiesen sido contrarrestados de poseer un ejército. Creo firmemente que debe existir un ejército, pero que este no debe monopolizar las armas, el pueblo también debe estar armado. La coexistencia de los dos planteamientos en la sociedad mundial de hoy, se hacen necesarios y perentorios.

 

            Cabe destacar, que estos planteamientos solo serán posibles bajo un proceso de concienciación para desmontar el acervo de conocimientos que arrastramos que nos impiden concretar una Revolución e Independencia plena.

 

            Hay mucho dogmatismo e idealismo; es momento de desaprender para volver a aprender. Nos estamos engañando. Hemos definido estratégicamente los tres objetivos específicos para lograr el gran objetivo general de la República: La Suprema Felicidad Social  (para servir de ejemplo a la Humanidad). El PSUV los ha definido perfectamente, como hecho por Dioses: Alcanzar la Democracia Participativa y Protagónica (Poder Popular); Erradicar al Imperio y cualquier otra forma de dominación y opresión de los pueblos y; Construir El Socialismo. Pero, ¿Cuál Socialismo?  ¿Según cual teoría? Habrá que darles respuestas a estas interrogantes bajo construcción colectiva y la práctica irá orientando el camino a seguir.

 

¡EL PODER SE TOMA POR ASALTO!

¡BASTA DE TANTA CALMA Y PASIVIDAD!

¡SALVEMOS LA PATRIA!

PATRIA, SOCIALISTA O MUERTE… ¡VENCEREMOS!

 

Por Ramón Linarez - Publicado en: Inclusión - Comunidad: la participación ciudadana
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

August 2014
M T W T F S S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados