Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Blog de Ramón Linarez

APORTES PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD

27 Septiembre 2011 , Escrito por Ramón Linarez Etiquetado en #Inclusión

 

CAPITULO III

LA RELIGIÓN: EN BUSCA DE LA EVOLUCIÓN HUMANA

 

La palabra Religión, proviene del latín Re Ligare, que significa volver a ligar, volver a unir o a juntar (Re: Volver, Ligare: Ligar, Unir, Juntar), en un sentido más completo se podría definir como Unión.

Cabe preguntarse, ¿Unión de que, de quienes? Dice la Biblia, “Génesis 3:23: Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. Génesis 3:24: Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”.

 

En ese momento, cuando el hombre conoció el deseo, tuvo la necesidad de Re Ligare, de unirse nuevamente con Dios, porque también debe recordarse según lo planteado en la Biblia que Dios nunca cerro la puerta del Edén, sino que como dijo Jesús -quien es uno de los tantos hombres que ha encarnado al Cristo, la fuerza Cristo, el estado espiritual Cristo- en el Evangelio de Mateo, Capitulo 7: Versículos 13: Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14: porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”. O como lo dijo en el Evangelio de Lucas, “Capitulo 13, Versículo 24: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

 

Porque la Puerta angosta a la que hace referencia Jesús El Hijo del Hombre, es la puerta del Edén, para entrar nuevamente al Edén solo puede hacerse por la puerta donde salimos, el Paraíso no tiene salidas de emergencia, ventanas o puertas extras, solo existe una puerta tanto para entrar como para salir. Buscad la puerta entonces, descubrid la puerta entonces, porque solo conocer la verdad nos hará realmente libres, esta puerta es la entrada a la Evolución de la Humanidad. Utilizad el corazón, la dialéctica y la heurística para descubrirla.

 

En otro orden de ideas, acaso existe una Religión o Iglesia verdadera y otras no. Afirmar semejante barbaridad, es pregonar el pensamiento único, es irrespetar la Fe y la creencia de cada individuo, es imponer una falsa. Aceptamos y pregonamos las palabras de Samael Aun Weor “todas las religiones son hermosas perlas engarzadas en el hilo de oro de la divinidad”. Porque así como todo en este planeta y en el universo esta dividido en niveles y grados, así la conciencia de cada ser, de cada individuo tiene niveles y grados distintos, cada individuo se ubica, se identifica, se sintoniza cual radio en determinada iglesia, religión, logia, secta, orden o escuela de acuerdo a su afinidad espiritual y a su respectivo nivel o grado de conciencia. Rincón Vásquez, R. (V.M.) Eughins Arioms lo diría de esta forma “no todas las cimas tienen la misma altura ni todos los hombres las alcanzan de la misma manera”.

 

Si bien es cierto, que muchos miembros de diversas religiones del mundo han obrado de forma cruel e incorrecta, con una total desvinculación e incoherencia entre lo que dicen y lo que hacen (tenemos el caso de Hitler, de algunos miembros de la Iglesia Católica, la santa inquisición por ejemplo, de la Francmasonería o ISRAEL como nación, al creerse el pueblo elegido, entre otros…), también lo es que los grandes acontecimientos históricos que han tratado de impulsar cambios y transformaciones profundas por un mundo mejor, donde reine la justicia, la concordia, la tolerancia, el bien común, la paz y el Amor, ha sido promovido por seres profundamente religiosos y espirituales, basta con revisar la historia, podemos nombrar entre ellos a Confucio, Buda, Krishna, Jesús el Hijo del Hombre, Osiris, Quetzalcóatl, Mahoma, San Agustín, San Valentín, Hermes, Samael Aun Weor, San Francisco de Asís, Bolívar, Sucre, San Martin, José Martí, Mario Moreno Reyes “Cantinflas”, entre otros…, todos en sus respectivas épocas, en sus distintas formas, en sus respectivos contextos históricos.

 

Aun en menor grado, desde Venezuela, donde se proponen ideas de avanzada para la época, se pregona el Cristianismo como unión al modelo Socialista. Pero, no  se trata de la farsa del socialismo científico ateo, que creo el súper capitalismo en la URSS, sino como lo señala Gadafi en su Libro Verde, todo modelo de desarrollo y ley se basan en costumbres o en Religión. Así el Gnosticismo contemporáneo propone desde la década de los 60 del siglo XX el Socialismo Cristiano Latinoamericano, desde sin lugar a duda debe nacer El Nuevo Orden Social Mundial (El Socialismo Cristiano) o sencillamente no nacerá y por consiguiente, nuestra extinción como especie.

 

Una civilización con mucha inteligencia y poca conciencia, se convierte en el arma de su propia destrucción, porque a pesar de tanta contaminación y de atrofiar los mecanismos de defensa del planeta, él puede arreglárselas perse, más nosotros no podemos existir sin el planeta Tierra. Porque la Tierra no le pertenece al hombre, el hombre pertenece a la Tierra.

 

Cabe señalar, cuanto daño ha hecho, sigue haciendo y hará a la humanidad el fanatismo religioso, cuanto daño ha hecho, sigue haciendo y hará a la humanidad el dogmatismo religioso. Porque queremos imponer nuestro punto de vista, nuestra forma de ver las cosas, de ver el mundo, no somos sino ciegos con ese comportamiento y un ciego no puede guiar a otro ciego.

 

Esta en nuestra manos, buscar, encontrar y practicar el camino hacia la Evolución de la humanidad, que no es otro que Re Ligare, que la Religión, que la unión del individuo con lo más original y verdadero que tiene, su Ser, su Dios interno. El filosofo hindú J. Krishnamurti lo expresaría de esta manera “La verdadera Revolución es interna. El cambio de la sociedad es de segunda importancia. Este ocurrirá en forma natural, inevitable, cuando uno, como ser humano, produzca ese cambio en si mismo”. El hombre nuevo somos nosotros mismos, si queremos una sociedad de paz, igualdad, equidad y justicia social sin transformarnos íntegramente nosotros, estamos luchando en vano, desgastando energéticamente a los pueblos, porque la vida es energía.

 

Escrito esta, “buscarás primero a Dios y lo demás llegará por añadidura”. Queremos un mundo mejor, una sociedad justa, entonces acabemos con los defectos que llevamos dentro, con los acuerdos e implantes psicológicos que llevamos dentro y eso no se logra solo con el intelecto, si queremos hacer Revolución, debemos comenzar por Revolucionar la Conciencia, allí es donde desempeña un rol estelar la Religión. Como lo dejará asentado Albert Einstein “Como queremos cambiar, si siempre hacemos lo mismo” y Simón Rodríguez  complementará con una terrible sentencia “…para el hombre vulgar todo lo que no esta en práctica es paradoja”.   

 

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post