Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Blog de Ramón Linarez

APORTES PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD

27 Septiembre 2011 , Escrito por Ramón Linarez Etiquetado en #Inclusión

CAPITULO V

EL REINADO DE DIOS EN LA TIERRA: EL SOCIALISMO CRISTIANO

 

El Socialismo es un modelo de desarrollo que pregona y práctica el humanismo, el altruismo, la filantropía, el bien común, en armonía con la naturaleza y en correspondencia con la Divinidad. No puede confundirse el Socialismo, con las prácticas erradas de algunos países en el pasado y aún en el presente. No han hecho estos países, sino manchar el nombre del Socialismo con sus abominables y despreciables acciones, permitiendo que los pensadores del capitalismo saquen provecho de esas circunstancias para asociar al Socialismo con pobreza, corrupción, explotación del hombre por el hombre, entre otros; y de esta forma, presentarse ante la humanidad como los salvadores del mundo, con un sistema tan atroz y degradante como lo es el capitalismo.

El Reinado de Dios en la Tierra, es el Socialismo Cristiano, no ningún otro Socialismo, lo demás es charlatanería, es sophismo barato. Cabe destacar, que no todos las religiones del mundo creen directa o indirectamente en Jesús El Hijo del Hombre y muy probablemente al hablarles del término Socialismo Cristiano, pudiesen sentirse indiferentes, excluidas, extrañadas y hasta confundidas, puesto que como se ha expuesto anteriormente no existe una Religión verdadera, porque eso sería pregonar el pensamiento único, y es así, es una postura afirmativa y que se sostendrá hasta el fin de los tiempos. Raimon Panikkar lo expresaría así “el cristianismo es la religión de la Palabra, no la religión del Libro” y continua “Si nos limitamos a la historia, hacemos del cristianismo una secta histórica, que existe solamente desde hace dos mil años”, sabiendo que existen religiones 2000 años más antiguas como el hinduismo y el gnosticismo, por ejemplo.

 

La humanidad en su totalidad, no ha entendido y mucho menos comprendido que Jesús El Hijo del Hombre, no es, no ha sido, ni será el único Ser en la Tierra que haya encarnado al Cristo, que haya alcanzado el estado espiritual más elevado: El Cristo.

Cristo es Jesús El Hijo del Hombre, pero también lo es Moisés, Buda, Krishna, Osiris, Quetzalcóatl, Hermes, Confucio, Mahoma, Samael Aun Weor, entre muchísimos otros más; cada uno dejo un legado espiritual, un mensaje espiritual para la humanidad, cada uno en diferentes épocas y edades, pero todas arropan el mismo principio: la regeneración de la humanidad, el Re Ligare, la unión de lo humano con la Divinidad, encarnando su propio Cristo Interno.

El día que la humanidad como un todo, comprenda y acepte esta verdad irrefutable, sus acciones evolucionarán hacia un nuevo estado espiritual colectivo e individual. Aunque se sabe, que “todo lo que va a ocurrir debajo del sol, tiene su hora” como lo dice el libro sagrado del Eclesiastés. En su Libro “El Matrimonio Perfecto” Samael Aun Weor indica Cristo fue adorado en los Misterios de Mitra, Apolo, Afrodita, Júpiter, Jano, Vesta, Baco, Astarté, Deméter, Quetzalcóatl, etc.”. Y continúa “Jamás ha faltado en religión alguna, el principio Cristo” “Antes del paganismo se veneró en todos los cultos al Cristo Cósmico. En Egipto, Cristo era Osiris… En todas las épocas han vivido Maestros que se han asimilado al principio Crístico universal infinito. En Egipto, Hermes fue (también) el Cristo. En México, el Cristo fue Quetzalcóatl; en la India sagrada, Krishna es Cristo. En la tierra santa,…Jesús”.

En tal sentido, comprendiendo que la fuerza Cristo, que el estado espiritual Cristo, esta presente en todas las religiones, iglesias, sectas, órdenes, escuelas, entre otras, en todos los rincones del planeta, es momento de sentar las bases para El Socialismo Cristiano, El Socialismo de Dios.

Un Socialismo que va acorde con los más altos valores del espíritu, de este modo, podremos como humanidad ir superando progresivamente nuestros problemas éticos y morales, sepultando las ambiciones, las bajas pasiones y los deseos –la causa del sufrimiento humano-, llevando a la horca, a la guillotina, a la quema, a la muerte, solo a nuestros defectos psicológicos, al ego, al yo pluralizado, a los 7 pecados capitales y sus ramificaciones y legiones, y no a los seres humanos. El Socialismo Cristiano se fundamenta en una Revolución Social, no en revoluciones de sangre y aguardiente, diciéndolo con Samael Aun Weor.

Un Socialismo para los pobres, para el obrero, para la sociedad, para las comunidades, un Socialismo para la familia, para la sana recreación, para el enaltecimiento del espíritu, para extirpar los males y las preocupaciones de la humanidad, diciéndolo con Bolívar, en fin, un Socialismo para vivir: El Socialismo Cristiano.

Cada país, pueblo y nación mientras existan fronteras, creará su propio modelo socialista, acorde a sus características, a sus realidades, a sus particularidades, a sus creencias, a sus costumbres, a su idiosincrasia, con su identidad.

Con el enaltecimiento del espíritu, aumentará y se desarrollará exponencialmente la inteligencia humana, generando nuevas tecnologías para el humanismo, no para el consumismo. La tecnología al servicio de la humanidad, no al servicio del comercio.

Las bases programáticas, las estrategias, las políticas sociales y económicas del Socialismo Cristiano, en su gran mayoría están asentadas en los libros de Samael Aun Weor, principalmente en: El Cristo Social (1964), La Transformación Social de la Humanidad (1965), Educación Fundamental (1966), Plataforma del POSCLA (1967) y la Caridad Universal (S/F), sin obviar que las acciones de los nacientes dirigentes del Socialismo Cristiano, están en las mentes de los millones de almas que habitan la Tierra, por ser seres espirituales, aunque en este momento se encuentren domesticados cual animal en circo por el sueño materialista y egoico de la conciencia.

Revolucionar la Conciencia, es despertar, es renacer de las cenizas cual Ave Fénix, es resucitar de entre los muertos –los muertos vivientes-, los que caminan sin sentir que tienen un cuerpo, los que creen que son solo el cuerpo y que todo lo que existe, es lo que nuestros atrofiados sentidos físicos pueden captar, en otras palabras, los que teniendo ojos no ven y oídos no oyen.

El Socialismo Cristiano, no se basa en idealismo, no es una idea abstracta o empírica, es ciencia pura y objetiva, es arte, es filosofía, es religión, es la unión de las 4 ramas o pilares del saber humano en un modelo de desarrollo para la humanidad, es una nueva forma de vivir, sin temores ni rencores.  

  

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post