Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Blog de Ramón Linarez

APORTES PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL DE LA HUMANIDAD

27 Septiembre 2011 , Escrito por Ramón Linarez Etiquetado en #Inclusión

 

CAPITULO VI

DE LA ANTICULTURA A LA CULTURA DEL AMOR

 

Según la Real Academia Española (2007), “Cultura: es el conjunto de conocimientos que adquiere una persona y que le permiten desarrollar el sentido crítico y el juicio”. También lo define, como “el conjunto de modos de vida, conocimientos y grado de desarrollo de una época o de un grupo”. En tal sentido, es válido decir que todo cuanto se aprende, se vive y se capta a través de la ventana de los 5 sentidos es cultura. No obstante, la época actual nos impone el desafío de repensar, si hoy la humanidad posee una cultura o una anticultura, si hemos venido construyendo cultura o anticultura.

No hay duda, que al analizar minuciosa y detalladamente la sociedad mundial actual, se puede afirmar que vivimos tiempos de anticultura, con sus excepciones –por supuesto-, toda regla tiene su excepción. Vivimos en la anticultura del odio, del rencor, del miedo, en la anticultura del deseo, de la ambición desenfrenada por lo material, sobretodo poder y dinero, la anticultura del capitalismo y del supercapitalismo (capitalismo de estado), aún peor, la anticultura de la no creencia y la fe en Dios, el mundo occidental se ha encargado de sembrar en la humanidad esta anticultura, como lo plantea el filosofo Nietzsche, cuando acuño la frase para los occidentales parece que “Dios ha muerto” y esta visión ha ido implantándose en la psiquis de la humanidad, que piensan ahora en un nuevo Dios, en quien depositan su fe y sus creencias “el dinero”. Y pensar que esto, es producto del fanatismo religioso, con la idea de establecer la religión única, la religión verdadera, no se dan cuenta estos fanáticos el terrible daño que le hacen a la humanidad, con sus inexorables consecuencias negativas.

Si en el fondo la humanidad anhela avanzar, evolucionar, debe realizar un salto cualitativo en su pensamiento, sentir y actuar, para generar nuevamente cultura, como lo hizo en épocas anteriores; la cultura del Amor libre y desinteresado debe renacer en la psiquis y los corazones de las más de 6.000 millones de almas que habitan la Tierra.

La cultura del Amor para superar la crisis de valores de la sociedad mundial y por ende, la superación a la crisis alimentaria, energética, económica, entre otras.

La cultura del Amor infinito para superar la guerra, la traición, la infidelidad, la miseria y la pobreza, el embarazo precoz, la violencia y la delincuencia; la cultura del Amor para que la humanidad pueda desarrollarse plenamente.

¿Y qué es la cultura del Amor? No es más que desprenderse, deslastrarse, desintegrar ese cumulo de defectos, de acuerdos, de agregados o implantes psicológicos, de pecados, de pensamientos ambiguos, de anticuadas y cerradas formas de pensar, para ponernos al servicio de la humanidad, para dar Amor infinito al prójimo, para hacer el bien, para crear sociedades justas. Se podría decir también, la cultura del Amor es desaprender para volver a aprender una nueva forma de vivir.

No es acaso un anhelo de la mayoría de la humanidad, vivir en paz sin guerras, sin temores, sin rencores, manteniendo un equilibrio entre lo material y lo espiritual, pero ese anhelo es imposible lograrlo en los actuales momentos, bajo estas condiciones y circunstancias, primero debe haber Revolución interna, Revolución de la Conciencia.

Por ello, es momento de evolucionar el pensamiento humano, es momento de pasar de la anticultura que invade a nuestra sociedad hoy a la cultura del Amor de nuestras sociedades ayer.

Si se toma en consideración, la definición de cultura de la Real Academia Española aquí citada, con mayor exactitud se puede afirmar que vivimos tiempos de anticultura, puesto que la sociedad mundial –con sus excepciones- ha perdido su capacidad de sentido crítico e incluso hasta el juicio razonable. Como se pueden aceptar todas las injusticias que se suscitan diariamente en nuestro planeta, como permitimos y hacemos silencio ante la invasión y ocupación militar de países, como permitimos la destrucción del ambiente, la mercantilización de la salud y de los alimentos, la violencia familiar y ciudadana, la drogadicción mundial, entre otros males.

Donde esta el sentido crítico de la humanidad y más allá donde están las acciones conjuntas como pueblos para superar estos problemas sociales, a esto llamamos desarrollo, evolución, solo porque se han logrado notables  y significativos adelantos tecnológicos. Y el resto de los aspectos que conciernen a la vida misma, que nos caracterizan como sociedad, como humanos. A todo esto, a esta realidad que vivimos se puede llamar cultura.

 

La cultura del Amor, el altruismo, la filantropía, la ética, es lo que permitirá el desarrollo y la evolución de la humanidad para alcanzar el Re Ligare, siguiendo las palabras de Jesús El Hijo del Hombre “amaos los unos a los otros”, no lo que han hecho los gobernantes del mundo, tal como lo expresará Mario Moreno Reyes (Cantinflas) en su obra fílmica Su Excelencia “armaos los unos contra los otros”, lamentablemente eso es lo que ha sucedido, lo que sucede y lo que como humanidad hemos permitido, que los presupuestos de los países se destinen en mayor proporción al gasto militar antes que a la inversión social.

“DIOS ES AMOR, Y SU AMOR CREA, Y VUELVE NUEVAMENTE A CREAR”.

Samael Aun Weor

 

 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post