Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El Blog de Ramón Linarez

¿DEJAMOS DE SER HUMANOS?

25 Octubre 2010 , Escrito por Ramón Linarez Etiquetado en #Inclusión

 

En pleno siglo XXI, en la era de la información y la comunicación, en la era donde como dijera Mario Moreno Cantinflas “somos unos gigantes en la ciencia” en la tecnología, pero a la vez “unos pigmeos en lo moral” en lo ético. Razonando, observando el mundo, observando “los acontecimientos en pleno desarrollo” (diría Walter Martínez), me pregunto ¿Acaso somos seres humanos? ¿En que nos hemos convertido? ¿Dejamos de ser humanos? No puedo entender cómo, con tantos adelantos, con tanta evolución científica, lo poco que nos queda de humanos sigue en involución, el mundo hoy día es un completo caos y nada de eso parece importarnos, hemos traspasado los límites del egoísmo, del individualismo, del egocentrismo. Más allá de todo eso, pienso que si algo ha contribuido enormemente a nuestra pérdida del carácter humano es el capitalismo, que sin duda alguna socava las bases de la ética. Este nefasto modelo, le ha puesto precio a los seres humanos, este nefasto modelo ha dividido el mundo en productores y consumidores, en ricos y pobres, económica y socialmente hablando. La razón no me alcanza para comprender como existen personas en el mundo que pueden defender el capitalismo, movidos por el miedo, la ambición de poder y de dinero. No alcanzo a comprender como se defiende un sistema hegemónico, que pone el 96% de los recursos del planeta en tan solo el 1% de la población mundial (tamaña desigualdad), no alcanzo a comprender como defender un modelo que mercantiliza la salud, que juega con vidas humanas, que negocia cruelmente con los alimentos, hasta el punto de poner en tan solo 8 empresas multinacionales más del 80% del mercado mundial, que provoca y crea guerras porque eso le genera dinero, sin importarle cuántas vidas humanas se pierdan, no les importa si las bombas asesinan a niños y niñas, lo importante es que esas bombas se vendan y sus bolsillos estén llenos. En este mismo instante, millones de personas mueren de hambre, 1000 millones de hambrientos luchan por sobrevivir, 1000 millones de personas luchan por conseguir una gota de agua, millones de personas mueren a causa de enfermedades curables, millones de niños y niñas se encuentran en las calles sin refugio, sin resguardo de nada ni de nadie, 2000 millones de personas no tiene acceso a un sanitario (ni siquiera a eso), miles de niños combaten en guerras, miles de personas pierden la vida víctimas de la violencia que ha creado este modelo de tanta injusticia, desigualdad e inequidad. Cabe destacar, que hago una pausa escrita, debido a que no me alcanzaría el papel para enumerar y nombrar todos los datos de miseria, injusticia e inhumanos que padecemos actualmente. En este orden de ideas, observaba con preocupación y ocupación como las personas alcanzar a divertirse con la basura que crea principalmente Hollywood y otras casas de cine (si así se les puede llamar). Hemos caído tan bajo, que nos divierte el cine que contiene 3 elementos altamente dañinos para nuestra sociedad, cual tóxico industrial: la violencia, el sexo y las drogas. En días pasados, observaba como un grupo de compañeros se divertían al ver una película donde asesinar a otros seres humanos por dinero era lo máximo, en ese momento me preguntaba ¿Es cierto lo que veo? ¿Nos divierte este tipo de cine? Y recordaba al mismo tiempo como millones de personas se quejan de Dios cuando a consecuencia de la violencia pierden a un ser querido, pero es que acaso estamos ciegos, estamos tan dormidos para no darnos cuenta que los causantes de este problema social somos nosotros mismos, no entendemos que ese mensaje violento del cine actual y de la televisión quedan grabados en nuestro subconsciente y que eso es lo que mostramos a nuestros niños, niñas, a nuestra sociedad en general. Mucha gente se pregunta hoy, ¿Por qué hay tantos homicidios? ¿Por qué hay tanto embarazo precoz? ¿Por qué cada día aumenta el consumo tanto de drogas licitas como ilícitas? Muchos gobernantes tratan de aplicar planes en esta materia (casi siempre represivos no preventivos) sin conseguir éxito alguno, pero es que van en la dirección incorrecta, no están observando el problema realmente, el verdadero problema está a la vista y lo desconocemos, hacemos omisión al mismo, somos cómplices de este y muchos males de nuestra sociedad, ¿Qué nos pasa? ¿Hemos perdido acaso la condición de humanos? Nos hemos convertido en compradores compulsivos, hemos permitido incluso que nos roben los regalos divinos, en muchos países del mundo están acabando con bosques enteros para construir grandes centros comerciales, en muchos países del mundo no se puede respirar aire puro, no se puede ya absorber vitamina D emanada de los rayos solares por temor al cáncer de piel a consecuencia de la destrucción progresiva de la capa de ozono, la fauna vegetal y animal comienza a extinguirse y mientras todo lo dicho sucede, nosotros no hacemos nada, no hacemos nada por rescatar nuestra condición de humanos, no hacemos nada por acabar con tanta injusticia, pero en cambio nos quejamos de cuanta cosa podemos, porque hablar sin hacer nada es más fácil, negamos incluso la existencia de Dios, nos hemos encargado con tanta violencia incluso de asesinarlo en nuestros corazones, pareciera no existir para esta sociedad, sigo preguntándome sin encontrar respuestas ¿Qué nos ha pasado? ¿En que nos hemos convertido? Pero estamos a tiempo, a tiempo de encontrarnos nuevamente con nuestro origen, a tiempo de salvar el planeta de tanta contaminación, de tanto daño, a tiempo de acabar para siempre con tanta injusticia, dicen un dicho popular Latinoamericano “que nunca es tarde cuando la dicha llega”, volvamos por amor a Dios a ser humanos, termino estas líneas con un fragmento del discurso de Mario Moreno Cantinflas en su gran obra fílmica Su Excelencia “Si tan solo siguiéramos el mensaje que aquel humilde, sencillo carpintero de Galilea nos dejará hace más de 2000 años, Amaos los unos a los otros, pero que hemos hecho, sino lo contrario, armaos los unos contra los otros”.

 

                         ¡POR UN MUNDO MEJOR, POR UN PLANETA SALUDABLE, VOLVAMOS A SER HUMANOS!

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post